¿Por qué es importante marcarse objetivos?

Hace un tiempo, estaba hablando con un amigo sobre la importancia de marcarse objetivos. El resultado de nuestras conversaciones ha sido este post, ya que me hizo reflexionar bastante, y creo que tiene que ver también con la línea que sigo en este blog. Ten en cuenta que esto es una reflexión personal, así que a lo mejor no estás de acuerdo. Si ese es el caso, pero el tema te parece interesante, estoy abierta a debatir y a descubrir nuevos puntos de vista.

Metas: ¿de verdad son necesarias?

Seguro que en tu entorno conoces a alguien que no tiene metas concretas. Evidentemente, casi todo el mundo tiene el objetivo de ser feliz, y esto puede englobar cosas tan generales como ser rico, o disfrutar del momento. El problema de esto es que ese tipo de metas son muy abstractas. Y ahí es cuando surgen preguntas típicas de las crisis juveniles: ¿qué es lo que quiero hacer?

Si tienes ahora esa edad, (o recuerdas cómo era), verás cómo por un lado hay gente que lo tiene claro: es gente con vocación. Gente que sabe que quiere ser médico, arquitecto, filólogo, profesor, o lo que sea, y sabe cuál es el camino a seguir: una carrera, un curso, una experiencia, o un viaje. Si tú no eres una de esas personas y te topas con alguien que lo tiene tan claro, empiezas a tener envidia. No comprendes por qué hay gente que sabe lo que quiere para su futuro cuando tú ni siquiera sabes qué quieres para comer mañana.

Tranquilo, te puedo decir que es normal. Al menos en España, muchas personas llegan a la carrera (cualquier carrera) basándose en que le gusta, al menos un poco, la materia sobre la que versa. En realidad, hay un gran porcentaje de personas que no saben exactamente qué es lo que quieren para su futuro.

Por otro lado, te vas a topar con personas que no saben lo que quieren, pero tampoco les importa. Y también empiezas a sentir envidia, por esa despreocupación. Es una crisis bastante habitual, y que suele darse tanto cuando empiezas la universidad, como cuando la acabas. Volvemos a plantearnos entonces: ¿es importante marcarse objetivos?

Personalmente, pienso que sí. Marcarse un objetivo es fundamental porque de otra manera, estarías dando palos de ciego. Imagínate que está todo oscuro. Y de repente ves que, a lo lejos, aparece una luz. Ese es tu objetivo. ¿Qué haces en ese momento? Caminar hacia ahí. Si no estuviera esa luz, probablemente darías vueltas o irías de un lado a otro sin ver nada.

Experimenta, vive, y descubre tus pasiones

Tus metas son una representación de lo que quieres. De aquello con lo que has soñado conseguir. De lo que deseas de verdad, y lo que motiva tu propia vida. Si crees que no tienes metas, siempre hay un camino. Y el que yo te aconsejo es el de la experiencia. Vive todas las experiencias que puedas. Porque durante ese camino, encontrarás una pasión. O dos o tres. 

Cuando descubras cuáles son tus pasiones -porque no creo que haya solamente una-, te darás cuenta de lo que quieres. Y querrás vivir de hacer lo que te gusta. Hasta entonces, ábrete a todas las opciones y no descartes ninguna. Porque nunca sabes dónde puedes encontrar tu camino.

Tener objetivos te permite trazar el camino hasta la meta. Siempre habrá distracciones, pero lo importante es que tengas una dirección concreta a la que llegar. Poco a poco, irás adquiriendo experiencia, y cuando llegues a donde tú querías, serás una persona distinta, y preparada para ello.

Y si crees que estás algo perdido, piensa en cómo estabas hace cinco o diez años. Y piensa en un hobby, en una actividad que de repente, te ha gustado tanto, que has comenzado a practicarla casi diariamente. Algo que hace cinco años no tenías. En otros cinco años, puede pasar algo parecido. Pero solo si te mueves del sofá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *